¿QUE LE PONGO?

lunes, abril 12, 2010


La elección de cortinas de interior muchas veces suele ser más complicada de que lo puedas llegar a imaginar porque contamos con una gran gama de estilos que puedes utilizar para ese lugar como ser estores, cortinas, paneles japoneses...
Primero tienes que ver que formas tienen las ventanas porque no tiene mucho sentido colocar dos variedades de cortias o estores en las ventanas que se encuentran en una misma habitación. Después debes tener en cuenta la luz que entra por la ventana y el efecto que quieres obtener. El tipo de ventana también es importante, porque dependiendo del sistema de apertura, su formato y tamaño, probablemente habrá sistemas que no podrás colocar.


Lejos han quedado los tiempos en que las cortinas parecían iguales para vestir todas las ventanas, independientemente del estilo decorativo de los dueños de las casas. Ahora puedes jugar con distintos modelos para cada habitación, con colores y texturas. Puedes utilizar visillos para vestir con sutileza y permitir el paso de la luz. Son ideales para crear atmósferas románticas e intemporales si utilizas colores claros, y si te animas, son perfectas para cambiar el look de tu hogar en verano y que jueguen con el aire cuando abras las ventanas durante esta estación. Si los eliges de colores, las habitaciones se contagiaran de ellos y crearás ambientes con alegres destellos, perfectos para habitaciones infantiles. No le temas a las organzas, a los algodones y los linos, de rayas, fondos lisos o topos diminutos.


Si te decides por telas opacas y con más peso, con estampados clásicos, vichís o lisas, aprovecha para jugar con las barras que les den más ligereza: blancas, negras o marrones, de hierro o de madera, con remates decorativos a uno o ambos lados. Recurre también a soluciones atractivas en el sistema de colgado, como lazos, cintas, pinzas, etc, así como para la manera de recogerlas, con ganchos a juego con las barras de colgado, o con lazos a juego con la tela, en fin. Conseguirás personalizar tus cortinas.
También puedes recurrir a los estores o a las lamas de tela o madera que, a modo de persiana, tamizan la entrada de la luz y el sol en las habitaciones. Las venecianas y los estores opacos son soluciones para ambientes menos románticos y más serios, aunque combinando colores puedes conseguir los efectos que tú desees, lo mismo que si los utilizas a la vez con cortinas a juego.
Salones y Comedores
Estas habitaciones aceptan amplios cortinados, salvo en los diseños muy minimalistas en los que se hace necesario el uso de cortinas muy livianas y simples.


Dormitorios
En dormitorios de matrimonio los tejidos como la seda, el satén o el raso pueden funcionar bien en habitaciones de corte clásico. La loneta, el algodón o el lino irán mejor en habitaciones de estilo moderno o rústico.


Dormitorios Infantiles y Juveniles
El uso de textiles de algodón es muy recomendable por su capacidad para no acumular electricidad estática, su facilidad de lavado y su resistencia al calor.



Baño
En el baño conviene que las cortinas de ventanas y las de la bañera estén perfectamente complementadas. La cortina de la bañera puede ser perfectamente la misma que utilicemos en la ventana, pero debe protegerse con un forro o cortina interior de PVC para proteger al tejido de la humedad. En general las cortinas del baño deben ser de la misma medida que la ventana que se vaya a cubrir, sin frunces y tablas.


Cocina
La cocina admite desde el tradicional visillo combinado con encajes (casi indispensable en cocinas de estilo rústico) hasta el práctico estor de loneta o algodón que demanda una cocina de línea vanguardista. Es importante que los textiles utilizados en esta habitación de la casa sean resistentes y fácilmente lavables. La loneta y el algodón cumplen ambas pautas. Las telas más recomendables para un visillo son el tul, el rayón, la gasa o las organzas.

You Might Also Like

0 comentarios

Subscribe